Una de las principales propuestas para ahorrar en la factura eléctrica se encuentra en el cambio a la tarifa con discriminación horaria.

Sin embargo, la duda entre contratar una tarifa estable o con discriminación horaria está cerca de terminar. El pasado 24 de enero de 2020 se publicó en el BOE la Circular 3/2020 por la que se establece la metodología para el cálculo de los peajes de transporte y distribución de electricidad. Esta circular incluye, además, una nueva estructura para las tarifas eléctricas que afecta a todos los clientes conectados en baja tensión.

Tarifas actuales

Actualmente, los clientes con una potencia inferior a 10 kW pueden contratar dos tarifas distintas conocidas como 2.0a y 2.0dha.

Tarifa 2.0a

La tarifa 2.0a ha sido tradicionalmente la tarifa más extendida entre los clientes particulares. Esta tarifa permite consumir durante las 24 horas del día a un precio fijo con la tarifa tranquilidad. Los clientes con la tarifa indexada no disfrutan de este precio fijo, pero la variación de precio experimentada entre las distintas horas del día es menor que con la otra tarifa.

Tarifa 2.0dha

La tarifa 2.0dha, más conocida como tarifa con discriminación horaria, diferencia dos periodos de consumo durante las 24 horas del día: punta y valle.

Esta tarifa dispone de 14 horas más económicas, conocidas como horas valle. Las horas de aplicación de este periodo cambian con el horario de invierno y verano como se representa en el gráfico.

Esta tarifa es rentable para clientes capaces de consumir más de un 35% aproximadamente en valle. Esta tarea es sencilla de cumplir gracias a las 4 horas adicionales de las que consta el periodo valle.

Nueva tarifa propuesta

La Circular 3/2020 establece una nueva y única tarifa, conocida como 2.0tda, que por primera vez distingue para los clientes con una potencia inferior a los 15 kW tres periodos tarifarios: punta, llano y valle.

A diferencia de la tarifa 2.0dha, los periodos son independientes del horario de invierno y verano. En los días laborables, el periodo valle abarca las horas de menor consumo del día, desde las 0 horas hasta las 9 de la mañana (esta última sin incluir). El periodo punta abarca las horas de mayor consumo, comprendidas entre las 11 y las 15 horas y entre las 19 y las 23 horas. Además, todo el consumo realizado durante los fines de semana será incluido en el periodo valle.